Al igual que todas las organizaciones juveniles de Cuba, la Asociación Hermanos Saiz moviliza a toda su membresía, la generación de artistas más lozanos, para contribuir a la necesaria recuperación de la población de La Habana afectada con el paso del tornado que la azotó el pasado domingo.

Por doquier pueden verse junto a los habitantes de los lugares más dañados por el fenómeno natural, a la nueva generación de cubanos ayudando a resarcir los deterioros y retirar escombros, árboles, postes y demás medios destruidos por la excedida velocidad de los vientos que acompañaron esta tormenta sin precedente en la ciudad.

La juventud siempre activa y presente ante cualquier circunstancia que lo amerite, y en esta ocasión manifiesta su amplio respaldo a la población con acciones de limpieza e higienización, recogida de desechos sólidos y asistencia a los que lo precisan de donaciones de productos y artículos imprescindibles.
Con unidad inquebrantable, el pueblo de Cuba responde con inmediatez al enfrentamiento a los desastres naturales y particularmente a subsanar, en lo posible, todos aquellos destrozos dejados en viviendas, calles, áreas verdes, instituciones, hospitales y otros inmuebles duramente golpeados por esta anomalía atmosférica.