Apareció frente a la puerta de mi casa, este miércoles, el joven Maestro Internacional (MI) de ajedrez Dylan Isidro, cuando las luces del sol daban paso a la noche. Poseedor de un Elo de 2460 unidades y una norma de Gran Maestro, el ajedrecista habanero de 21 años había llegado para saludar. Sin embargo, como por arte de magia, apareció frente a él, la peor de sus pesadillas: una grabadora, y un cuestionario de preguntas.

Con 14 años en el ajedrez, recuerda que su primer maestro fue Juan David. Y ¿el actual?: “Soy yo mismo, en la actualidad no tengo maestro. Este año he jugado varios torneos, entre ellos se encuentran el Valladolid, en la ciudad de Mazatlán, efectuado del 6 al 10 de febrero y el Abierto de México (ambos en México), además del Capablanca de este año”.

Cuéntame de tu participación en esos eventos.

–En Mazatlán quedé un poco sorprendido, al terminar en primer lugar. En cuanto al Abierto Nacional e Internacional de México, celebrado entre el 16 y el 21 de abril con la presencia de más de cien jugadores. En ese torneo me enfrenté al gran Maestro (GM) Alexei Shirov, de 2660 de Elo. Considero ha sido uno de eventos de mejor actuación en mi vida. Ese es el evento nacional de México, allí quedé empatado en primer lugar con otros dos cubanos y el desempate favoreció al MI Juan Carlos Obregón, el segundo fue para mí y el tercero para el GM Yasser Quesada. Quedar en segundo lugar en ese evento es un resultado buenísimo. En total acudieron más de cien jugadores.”.

¿Habías soñado alguna vez enfrentarte a Shirov, qué partida jugaron?

–Él ha llegado a ser el segundo mejor del mundo, y sinceramente, nunca había soñado enfrentarlo, sin embargo, logré hacer tablas. Contra él jugué una defensa Pirc. No me acordaba mucho de esa apertura y salí un tanto enredado. Él se lanzó con todo, y llegó incluso a entregarme una torre. Esa ha sido la partida en que más nervioso he estado, me acuerdo fui cerca de seis veces al baño y tomé casi un galón de agua”.

Coméntame de tú actuación en el Capablanca.

“No quedé mal, ya que gané Elo, pero tampoco cumplí con mi meta de hacer la segunda norma de GM. Iba bien en el torneo, pero en un momento me desconcentré y comencé a cometer muchos errores”.

¿Planes para el resto del año?

–Tengo pensado partir, a finales de mes, hacia el circuito Catalán. Son tres meses jugando en España, en Barcelona. Allí son cerca de 11 torneos, de los cuales debo elegir cerca de ocho. Es muy desgastante, sin embargo me da la posibilidad de hacer las normas de GM que me faltan, además de poder enfrentarme a GM de alto nivel”.

¿Y en Cuba?

“Este año pienso, con la ayuda de Dios, llegar al campeonato nacional e intentar formar parte de la preselección nacional”.

¿Qué prefieres, la defensa o el ataque?

“Prefiero jugar con las negras, por la característica de mi juego. Así puedo analizar al rival y obligarlo a que me venga a buscar. Creo, entonces, que más bien prefiero la defensa”.