Uno de los centros de salud afectados por el paso del tornado en la barriada de Santos Suárez, municipio de Diez de Octubre, fue el Cuerpo de Guardia, perteneciente al policlínico Luis Pasteur, donde desarrollan un proceso inversionista de gran calidad constructiva, que beneficiará a pacientes y personal de salud.

Foto: Norma Ferrás Pérez

En un breve intercambio con Tribuna de La Habana, Lemay Hernández Sosa, al frente de la obra, comentó algunos aspectos de la ejecución: “Somos una empresa de Palco que desde el 5 de febrero vinimos a cooperar en las labores de recuperación de este municipio. Aquí hemos hecho una reparación capital; cambiamos las instalaciones hidráulicas, sanitarias y eléctricas, casi todos los pisos, la carpintería, falso techo, los baños, rejas, etc. Debemos entregar la obra muy pronto, alrededor del 13 de marzo”.

De igual manera, dialogamos con la Dra. Arelis Machado, directora del policlínico quien manifestó: “Inmediatamente todas las autoridades se pusieron en función de la recuperación. Los trabajadores hemos hecho trabajo voluntario. También han venido empresas que han querido hacerlo de corazón. Al igual que estudiantes universitarios de Ciencias Médicas y del preuniversitario que han ayudado en la pesquisa, pues en medio de una situación de esta naturaleza pueden ocurrir epidemias”.

“Estamos muy contentos con el apoyo del Ministerio de Salud Pública, la Dirección Provincial y Municipal de Salud, así como el Partido y el Gobierno, tanto municipal como provincial. Sentimos gran satisfacción con la calidad de la ejecución y la belleza de la obra, como puede apreciarse”, expresó con orgullo.