A desplegar toda la sensibilidad humanamente posible y además un extra cuando se trate de resolver los problemas de los damnificados, llamó Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en La Habana, al hablar en reunión del Consejo de Defensa Provincial (CDP), efectuada la noche del sábado, con el fin de chequear la marcha de la recuperación tras el tornado que azotara a la capital hace apenas unas semanas.

A partir de la información ofrecida por los representantes de los organismos, se supo que la vitalidad de los servicios básicos se ha restablecido en lo fundamental, excepto casos muy puntuales que se relacionan con la telefonía y se concentran en barrios muy golpeados del municipio 10 de Octubre. Torres Iríbar indicó que ahora es menester concentrar esfuerzos en la venta de materiales, de manera tal que el proceso fluya con prontitud y sin irregularidades.

Si bien es cierto que, tras los tal vez lógicos tropiezos de las primeras jornadas, el expendio ha empezado a ganar en organización y agilidad, todavía se dan situaciones que además de representar un freno, irritan y crean malestar en quienes viven momentos de angustia por la pérdida de uno de los bienes más preciado.

En consecuencia, tanto el presidente del CDP como su presidente, Reynaldo García Zapata, asimismo máxima autoridad gubernamental del territorio, insistieron en la urgencia de crear tantos puntos de venta como sean necesarios, y lo mismo aquí que en las oficinas de trámites reforzar con personal, de manera tal que no se creen cuellos de botella y pueda atenderse a todo el mundo con la brevedad que las circunstancias exigen.

Foto: David Gómez Ávila

“Ya contamos con lo más difícil, todo el material que se necesita, ahora la única opción posible es trabajar rápido y bien en la confección de la ficha técnica y los expedientes, y luego garantizar también que el recurso llegue, sin dilaciones, a manos del necesitado”, acotó Torres Iríbar, quien precisó que en los documentos debe quedar constancia de todo el material que demanda una reparación.

En el encuentro trascendió que, a partir de una donación, ahora ya hay existencia de cristal, y en correspondencia se orientó crear brigadas con personal especializado para evitar roturas, derroches y molestias, lo que de igual manera se dijo para el caso de las mantas de techo, en tanto su colocación implica conocimiento y habilidades muy particulares.

Luego de comprobar que, en sentido general, la recuperación avanza, y dar orientaciones para solucionar casos puntuales de anomalías que se han dado en las localidades afectadas, Torres Iríbar resaltó que el ritmo y los avances que se logran son frutos de la solidaridad que caracteriza a nuestro pueblo y del carácter genuinamente democrático de la Revolución.

”Quienes no sabían porque irían a votar el 24 de febrero, ahora ya lo saben”, acotó.