La planta de sábila, también conocida como aloe vera, es una de las más famosas gracias a los beneficios que tiene para la salud, la belleza y el hogar.

Tiene un contenido nutricional extenso, ya que es rica en vitamina A, C, E y B1, B2, B3, B6 y B12; y también en ácido fólico y minerales.

La sábila nos ofrece muchos beneficios para la salud, mediante su uso externo o su consumo, entre ellos:

•    Es calmante, cicatrizante, humectante y regeneradora. Posee propiedades antiinflamatorias y es ideal para reducir problemas como el acné.
•    Es depurativa, desintoxicante y favorece la digestión.
•    Funciona como un potente antiviral.
•    Contiene muchos aminoácidos, tales como el ácido glutámico, ácido aspártico, alanita, arginina o glicina.
•    Regula la glucosa del organismo.
•    Aporta gran cantidad de enzimas, tales como amilasa, lipasa o fosfatasa.
•    Se considera un suplemento dietético.

Tradicionalmente el aloe vera se ha utilizado por vía tópica para aliviar quemaduras en la piel y, por vía oral, para ayudar a acelerar la motilidad intestinal contra el estreñimiento. Por su gran contenido de vitaminas, minerales y antioxidantes estimula los mecanismos de defensa y de adaptación del cuerpo para hacer frente al estrés físico, emocional y ambiental.

Debido a sus propiedades curativas es uno de los compuestos primarios utilizados en la industria cosmética. Actualmente el gel de aloe vera se puede encontrar en cientos de productos para la piel y el pelo. Estudios realizados evidencian el uso de este 6.000 años AC en los primeros tiempos de los egipcios, lo que aparece representado en tallas de piedra. Conocida como la "planta de la inmortalidad", se presentó como un regalo en los entierros de los faraones. Las reinas Nefertiti y Cleopatra la utilizaban como parte de su régimen de belleza.

Esta planta forma parte de la familia de las liliáceas, la misma familia que el ajo y las cebollas. Del aloe vera se utilizan diferentes partes de la planta con aplicaciones tanto internas como externas con diferentes efectos en el cuerpo humano.