El famoso óleo sobre la caída del Titán, de García Menocal. Imagen tomada de Bohemia