La afición capitalina fue un jugador más de la selección azul. Fotoa: Jorge Luis Sánchez Rivera