Los Leones están obligados a imponer su rugido en Las Tunas.