El cantautor cubano Gerardo Alfonso ofrecerá un concierto junto a su grupo, este sábado 12 de enero, a las 7:00 p.m. en la sala Covarrubias del Teatro Nacional, donde interpretará canciones de sus discos A orillas del mar (2005) y La Cima (2009), todas del género Guayasón, creado por él, con elementos melódicos de raíz afro y música campesina, según información brindada por el músico a Tribuna de La Habana.

Sobre estos discos comentó en una ocasión en una entrevista con Cubarte:
“A orillas del mar fue conscientemente pensado, enteramente temático y con un sonido específico y un género que es el Guayasón. Como los cantautores no hacemos generalmente discos genéricos, me daba miedo que resultara monótono y lo llevé a un eclecticismo de estilos; hay guayasones balada, rapeados, rockeros o más latinos, para que fuera interesante”.

“Yo le tenía mucha fe a la canción que le da título al fonograma que habla de la década del 70, de cuando estábamos en la secundaria Guido Fuentes y, de hecho, el disco se lo dedico a esta escuela. Yo pensaba que esa iba a ser ´la canción del disco´, porque resumía toda una generación y toda una época”.

“Sin embargo, la que salió a flote sola, independiente de todas las demás y me tiró el disco a una existencia real fue Amigos (popularizada por el músico Ángel Bonne*), que la hice porque la sentía, pero no contaba con que iba a alcanzar una dimensión universal y le hablaría no solo a la generación de nosotros. También ocurre que la amistad es desinteresada y la canción es desinteresada también, porque no conté con ella para hacer parte de mi carrera, la hice contando lo que yo sentía de mis amigos, y salió una canción genial que no me atribuyo, sino que atribuyo a la amistad”.

“La cima es también de guayasones, y habla de la cima a donde queremos llegar todos y que en la actualidad se ve como una pirámide donde solo cabe uno encumbrado, pero que yo la concibo como una gran meseta alta con espacio para todos. Me empecé a meter en el tema y a componer canciones con diferentes aristas del asunto y cuando el disco estaba listo para grabar me di cuenta de que era completamente elitista… Y me vi atrapado en ese hecho artístico un poco vanidoso. De todas maneras incluye canciones que tienen una dimensión social como La era de los ciegos o Lo que Dios te dio”.

Con casi cuatro décadas de creación, una amplia obra discográfica, actuaciones en algunos filmes, algún que otro libro, y múltiples conciertos, Gerardo Alfonso es uno de los trovadores de la generación de los 80 al que debemos acudir con más frecuencia, pues una buena parte de su música apenas se difunde.

Quizás sin saberlo, nos estamos perdiendo una obra, (más allá de sus reconocidas Sábanas Blancas y Son los sueños todavía), que refleja con honestidad nuestra sociedad, su historia y vida cotidiana, en busca de un mejor porvenir, donde también canta al amor y a la amistad, mostrándonos esa personalidad sencilla y soñadora, que solo quiere cantar y ser escuchado.

*nota de la autora