El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, calificó este martes de hipócrita y deshonesto el discurso de Estados Unidos contra la isla en materia de derechos humanos.

“EE.UU. no tiene moral para hablar de Derechos Humanos, su discurso es hipócrita, deshonesto, de doble rasero”, advirtió en su cuenta de la red social Twitter, en un contexto de creciente hostilidad del gobierno norteamericano, cuyo secretario de Estado, Michael Pompeo, aprovechó la víspera el Día de los Derechos Humanos para atacar a la mayor de las Antillas.

Foto: Captura de pantalla

Díaz-Canel agregó que no existe una violación más cruel, prolongada y masiva de los derechos humanos que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba durante casi seis décadas, una política que aquí recibe el calificativo de genocidio, a partir del objetivo de lograr un cambio de régimen apelando al hambre y las calamidades como instrumentos para ejecutarlo.

El mandatario también se refirió en Twitter a las diferentes visiones que marcan a ambos países en materia de derechos humanos.

“Mientras otros exportan armas y guerras, Cuba comparte conocimientos y servicios. Nuestros médicos y maestros han iluminado e iluminan regiones remotas. Nuestra divisa es la solidaridad”, sentenció.

Foto: Captura de pantalla

También desde el twitter desde @CubaMINREX el canciller cubano Bruno Rodríguez señaló: Estados Unidos carece de autoridad moral para señalar a Cuba en materia de derechos humanos.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores reaccionó así a un documento contra la mayor de las Antillas del secretario de Estado, Michael Pompeo, acusándola de violaciones de los derechos humanos.

Pompeo miente y calumnia, denunció Rodriguez en declaraciones que reproduce la Cancillería en la red social.

El alto funcionario exigió al gobierno de Estados Unidos y a su secretario de Estado el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a la isla durante casi seis décadas.

Asimismo recordó la pobre ejecutoria del país norteño en materia de derechos humanos, por su condición de represor global y la que allí ocurre contra migrantes, minorías y personas pobres.

(Con información de Cubadebate)