Hablar de La Habana, una vez más, reunirá en el Centro Histórico de la capital cubana, entre el 14 y el 17 de mayo de 2019,a expertos de diferentes especialidades en el XVII Encuentro Internacional sobre Gestión de Ciudades Patrimoniales.

Convertida desde sus inicios en plataforma para el diálogo, la reflexión y la difusión de experiencias en ámbitos diversos del desarrollo de las ciudades, en esta ocasión la cita se orienta hacia las oportunidades y desafíos de la capital cubana, y para ello se propone una mirada amplia, desde el encuentro entre diversas disciplinas (historia, sociología, antropología, arqueología, psicología, historia del arte, arquitectura, geografía, economía, turismo, derecho, ciencias de la información e informática) y actores (funcionarios públicos, gestores culturales, académicos, estudiantes, empresarios y ciudadanos).

Con escenario principal en el antiguo Convento de San Francisco de Asís, el encuentro abarca conferencias, foros e intervenciones de reconocidos expertos nacionales y extranjeros y se generarán espacios donde los participantes tendrán la oportunidad de expresar sus criterios o realizar preguntas.

Los foros tienen como objetivo generar un fértil debate sobre los tópicos más actuales relacionados con el desarrollo integral en la ciudad patrimonial; habrá dos ejes fundamentales para los foros: uno relacionado con los principales desafíos para encauzar la frecuente tensión entre la conservación del patrimonio y el desarrollo y otro referente a ofrecer noticias acerca de lo qué está sucediendo en La Habana en ese sentido.

El primer día también se celebrará la reunión ordinaria de la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales Cubanas.

El mensaje de la arquitecta Patricia Rodríguez Alomá, directora del Plan Maestro, adscrito a la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, indica que “con motivo de la celebración del Aniversario 500 de la fundación de la ciudad, ésta recibirá una serie de intervenciones de mucha utilidad: decenas de edificios icónicos serán restaurados y se levantarán otros nuevos; grandes parques emblemáticos se recuperarán y también pequeños espacios públicos barriales; se rehabilitarán ejes y nodos urbanos y se atenderán, de manera especial, las diversas manifestaciones culturales de los barrios; una amplia y prometedora programación de actividades recreativas y culturales se ha puesto en marcha”.

Al respecto, agrega, “la magna celebración no se trata de un punto de llegada, sino uno de partida para su desarrollo, una oportunidad para atraer interés e inversiones, nacionales e internacionales y también la atención y el compromiso de sus habitantes, a los que innegablemente habrá que sumar a la causa”.

El mensaje apunta que “el desafío será ahora proyectarnos hacia La Habana del siglo XXI y contribuir con la épica tarea de una refundación culta, la que se merece, aprovechando el gran potencial que representa su extraordinario patrimonio cultural y humano”.

La cita cuenta con el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la Unión Europea, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude, el Ayuntamiento de Barcelona, la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo y la Fundación Tecnalia, entre otros colaboradores.