La Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona (UCPEJV), honrada con la categoría superior por la Junta de Acreditación Nacional de la República de Cuba, constituye la única universidad de ciencias pedagógicas del país, aunque se estudian carreras de este tipo en otras casas de altos de estudios. Forma maestros para todos los niveles educativos, desde la primera infancia hasta la enseñanza técnica-profesional.

“Este es un centro que en todas las etapas de la Revolución ha respondido a la formación del docente y al perfeccionamiento del sistema nacional de educación, lo cual ha traído como resultado la modificación de los planes de estudios y del currículo de nuestros estudiantes para que den respuesta a las exigencias actuales y posean perfiles educativos más integrales”, destacó su rectora, la DrC. Milda Lesbia Díaz Masip.

Díaz Masip aclaró que se ha logrado una mayor sensibilidad en las políticas que faciliten el ingreso como la realización del 12 grado allí y acceder, sin pruebas de ingreso, a las carreras pedagógicas, iniciativa que se extiende a los ganadores de concursos, de los preuniversitarios.

Ante la interrogante de si pudiera incidir de forma negativa esta concesión en la preparación de los estudiantes y en la futura calidad de los docentes de la capital, la Dr. María Francisca Rodríguez, responsable de la captación y del ingreso al Varona, respondió: “Como parte del perfeccionamiento educativo, desde hace tres cursos se estableció, no solo para las carreras pedagógicas sino para las de ciencias, la posibilidad de que los alumnos cursen parte del Pre en las universidades.

“En nuestro caso optamos por la modalidad de que pasaran solo el 12 grado en la UCPEJV, con el mismo programa y las pruebas que se aplican en la enseñanza media de la provincia; esto se conoce como colegio universitario pedagógico que incluye una preparación integral relacionada con temas político-ideológicos y habilidades de estudio para estar en mejores condiciones en el primer año de la carrera.

Foto: David Gómez Ávila

“Además, nuestro colegio universitario desarrolla paralelamente un programa académico especial que tiene como propósito incentivar o mejorar los elementos de la orientación vocacional según la especialidad escogida”, agregó.

Los directivos también aclararon que los exámenes finales del preuniversitario, de las asignaturas de Matemática, Español e Historia, miden parte de los requisitos de ingreso a la Educación Superior. Al respecto,la rectora insistió en que la calidad no se ha afectado: “Contamos con integrantes de ese colegio en función de profesores y alumnos ayudantes, y los tratamos con el mismo rigor pues la omisión de las pruebas de ingreso no puede derivar en que no se preparen en profundidad y con eficiencia”.

En la provincia existe un déficit de docentes, actualmente cubierto con diferentes alternativas. ¿cómo ha sido la incorporación de los egresados a las aulas?

—De los 81 000 graduados de nuestra universidad en 55 años, muchos no están en el sistema educativo, pero sí en tareas importantes de la Revolución, apoyando las direcciones del Gobierno, del Partido, de la Unión de Jóvenes Comunistas, en diferentes organizaciones de masas y organismos de la Administración Central del Estado, expuso Masip.

Mientras la Dr. Dalia Herrera, secretaria del Partido en esta universidad abundó: “Desde la práctica preprofesional, con mayor énfasis durante los últimos años de carrera, se ubican a los estudiantes en centros educativos, con prioridad en las tres escuelas pedagógicas que existen en La Habana.

“La incorporación de los egresados es aceptable pero no siempre el 100 % va hacia donde se les necesita; por cuestiones de distancia, problemas personales o familiares, algunos cambian de ubicación. La mayoría se mantiene en las instituciones educativas al menos durante su servicio social; sin embargo, existen especialidades como Lengua Inglesa en desventaja pues los graduados buscan otras opciones de empleo”.

Sin embargo, sus directivos reconocen que uno de los mayores retos es propiciar el interés por la docencia, sobre todo para las especialidades de ciencias naturales, exactas y técnicas.