Como parte de las acciones desarrolladas por el 110 aniversario de la Cruz Roja Cubana, en la filial de La Habana, sita en Alfredo Zayas No. 18, esquina a Santa Eulalia, municipio de Diez de Octubre, se efectuó el curso dirigido a los Jefes de los Grupos Municipales y Comunitarios de Operaciones y Socorros de la capital, a fin de fortalecer su preparación, para que en caso de desastres, contribuyan a dar una respuesta inmediata en las comunidades.

Foto: Norma Ferrás Pérez

En el curso, preparado por Ismael Eduardo Caro Lam, Instructor Provincial y Diango Seidel Martínez Alonso, Jefe Provincial de Operaciones y Socorro, varios especialistas, impartieron diversas temáticas, entre ellas, Derecho Internacional Humanitario (DIH), Restablecimiento de Contactos Familiares (RCF), apoyo psicológico, arme y desarme de tiendas de campaña, liderazgo operativo, transportación y traslado de heridos, entre otros, así como entrenamiento teórico-práctico sobre prestación de primeros auxilios y actuación ante la ocurrencia de desastres.

Luego de dirigir a los educandos en un ejercicio práctico, Tribuna de La Habana dialogó con Caro Lam, al frente del Grupo Especializado de Operaciones y Socorro como líder en el campo de acción: “Estamos dando capacitación técnica y metodología de operaciones y socorro; actualización de técnicas de rescate, y entrenamiento teórico-práctico. La parte práctica consiste en las técnicas de empaquetamiento, extracción y primeros auxilios de las víctimas a un nivel medio, o sea, evacuación de hospitales, en comunidades con niveles de acceso seguro y el empaquetamiento de la víctima, es decir, el tratamiento dado al paciente para que su traslado sea lo más acorde posible hasta la llegada de la ayuda especializada”.

Diango Seidel Martínez Alonso, Jefe Provincial de Operaciones y Socorro. Foto: Norma Ferrás Pérez

De igual manera, Martínez Alonso explica: “La parte teórica consiste en los principios y funcionamiento del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, más los protocolos de actuación nuestros en caso de desastres a nivel comunitario y municipal. En la parte práctica trabajamos en el rescate y evacuación, nivel ligero y medio, para dar respuesta entre cuatro y ocho horas después de ocurrido un desastre”.

“Nuestro objetivo es crear prácticas, habilidades y conocimientos para la formación de rescatistas o socorristas en la comunidad, capaces de dar una respuesta inmediata en el lugar donde se produce el desastre, mientras llega la respuesta especializada, tanto del cuerpo de bomberos como del grupo especializado de operaciones y socorro provincial”, señala.

Foto: Norma Ferrás Pérez