Lograr mayor incidencia en las políticas agrarias, promoviendo el desarrollo agropecuario y forestal sostenible y con equidad sobre bases agroecológicas, además del rescate del conocimiento y tradiciones del patrimonio sociocultural, son algunos de los objetivos estratégicos de la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF).

En un encuentro de análisis de la etapa precedente realizado en el Pabellón de la Agricultura, en el recinto ferial Expocuba, el presidente de su Filial Habana, Egidio Páez Medina,explicó que una evaluación del trabajo de 2018 muestra que aún lejos de lo deseado, los resultados fueron muy superiores a etapas anteriores, desde el esfuerzo de los municipios.

Otros objetivos estratégicos de la asociación son incentivar la gestión de la información y el conocimiento en función del desarrollo de capacidades técnicas, gerenciales, el rescate de los saberes tradicionales y la cultura agraria local y desarrollar capacidades de autogestión institucional.

De las esencias

Una de las prioridades de la ACTAF es la capacitación de sus afiliados. José Antonio Monjes Machado, responsable de esta actividad, durante 2019 se ha propuesto seguir llevando conocimientos a los productores, para satisfacer sus necesidades acerca de nuevos productos y formas de producción, vinculando cada vez más los resultados de las universidades y los centros de investigación a la práctica agropecuaria.

El plan de capacitación priorizará temáticas como manejo agroecológico de plagas, conservación de suelos, uso eficiente del agua, jardinería, agricultura de conservación, importancia de los árboles de la ciudad, así como aquellos que solicite puntualmente el Ministerio de la Agricultura, destacó.

En el encuentro, José Enrique Pérez Hernández, secretario de colaboración de la Filial Habana, explicó que al cierre de 2018 existían ocho proyectos en trámites y ejecución, ubicados en nueve municipios de la capital, con un monto aproximado de dos milones 500 mil pesos convertibles (cuc).

Estos responden, dijo Pérez, al objetivo central de acompañar al Ministerio de la Agricultura en la búsqueda del financiamiento que permita la introducción de tecnología, recursos y medios para potenciar las líneas principales: el manejo sostenible de los suelos, sistemas de riego de mayor eficiencia, la explotación eficiente de las tierras, capacitación y un eje transversal que tiene que ver con la actividad productiva, la agricultura urbana, suburbana y familiar en la producción de hortalizas y condimentos frescos.

De acuerdo con Juan Carlos Castro Falcón,secretario ejecutivo, la filial está integrada por 220 órganos de base  y 2 686 afiliados, 138 socios institucionales y 184 a título  personal. Como organización profesional, entre su membresía se encuentran 1526 graduados de nivel superior y 1160 de nivel medio, 127 máster y 87 doctores en Ciencias.