Los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) desarrollan en La Habana, como en el resto del país, la tercera etapa de los barrios debates “Por el deber patrio y antiimperialista”, con vistas al próximo 24 de febrero, cuando los cubanos y cubanas ejerceremos nuestro derecho al voto.

En este espacio de genuina democracia, el Consejo Popular Santa Felicia, del municipio de Marianao, mostró su interés por desenmascarar las políticas subversivas y dar un Sí por la Constitución,como muestra de apoyo a la nación y a nuestro sistema socialista.

Yusuam Palacios, presidente del Movimiento Juvenil Martiano, resaltó que no debemos olvidar la historia, la tradición y el espíritu de lucha de los cuales somos continuadores.

Foto: Gabriel Valdés Valdés

“Somos los herederos de toda la obra histórica que nos ha antecedido, (…) que es la raíz del presente que vivimos”, dijo el también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, sin dejar de mencionar los sentimientos puros de solidaridad y humanismo, por encima de lo material, que cada cubano profesa y que se refleja en la futura Constitución.

Las intervenciones de los ciudadanos en el debate no se hicieron esperar.Arturo Juan Matute Ayala insistió en que votará Sí pues declara que nuestro Estado Socialista es de derecho y de igualdad, donde se cumple el principio del culto a la dignidad plena del hombre.

Además, “las conquistas-dígase salud, educación, deporte, cultura, seguridad social, entre otras- que se han alcanzado para todos, son intocables y se establecen, como nunca, artículos que defienden al pueblo como depositario del poder del Estado”.

Matute Ayalaigualmente destacó la atención brindada por los funcionarios, tras el paso del tornado por La Habana, y comentó que en la Constitución quedarán establecidas las formas de producción en vínculo directo con el desarrollo económico del país.

“Defenderemos nuestra economía partiendo del principio martiano de que la pobreza pasa, lo que no pasa es la deshonra; pasamos momentos críticos con la caída del Campo Socialista pero no vendimos nuestra dignidad”, concluyó.

Por su parte, Nora Fernández Díaz, alegó: que las futuras generaciones seguirán siendo hijos de una Patria Socialista; “con convicción certera votaré de manera positiva pues en el documento está conjugado todo lo que significa la Revolución en su pasado, presente y futuro”.

Estudiantes de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona apoyaron firmemente la reforma constitucional y expresaron que, al votar Sí, se vota por una Cuba soberana, donde los jóvenes mantendrán el legado de la Revolución y recordarán con honorla sangre que se derramó por la independencia. Asimismo, los pionerosmanifestaron su compromiso de cuidar las urnas de las votaciones el 24 de febrero.

Estuvieron presentes en el intercambio miembros del Partido, de la Unión de Jóvenes Comunistas, del secretariado nacional y provincial de los CDR, así como coordinadores municipales de esa organización de masas.