El conteo regresivo llegó a feliz término y una vez cantado el cero, sonó la voz de arrancada que marcó el inicio del Año de Preparación para la Defensa 2019, en la Región Militar Habana (RMH), con lo cual los efectivos de todas sus unidades –otra vez- empiezan a vivir el ajetreo y rigor de los entrenamientos.

Foto: Roly Montalván

Con el compromiso de elevar la calidad y eficacia de todo cuanto en lo adelante hagan, en función de elevar los conocimientos y habilidades que le pongan en mejores condiciones para defender esta importante porción de suelo patrio, los jefes, oficiales, sargentos, soldados, cadetes, camilitos y trabajadores civiles, de la agrupación, efectuaron el acto político y ceremonia militar, que en ocasión de tal acontecimiento tuviera lugar en una gran Unidad Militar de la RMH, la que, además de ser una de las más representativas de las enclavadas en la capital, a su favor también exhibe el hecho de  haber resultado una de las dos  mejores en la disponibilidad y alistamiento de la base material de estudio.

Foto: Roly Montalván

Al resumir el acto, el coronel Guillermo González Amores, jefe de la sesión política de la Región, resaltó que, a lo largo del pasado año, ante el recrudecimiento de la agresividad imperialista, los cubanos, en sentido general, volvimos a crecernos, y los combatientes del Ejército Occidental, en particular, llevaron adelante exitosamente  un importante grupo de tareas, que vinieron a ratificar su valía y entereza.

Foto: Roly Montalván

González Amores afirmó que en el actual período como en el anterior la preparación del personal y la elevación constante de su disposición combativa, además de la labor política ideológica, el trabajo con el material de guerra,  y el mejoramiento de las condiciones de vida y trabajo, volverán a constituir tareas de permanente prioridad y cumplimiento.

Foto: Roly Montalván

Y como colofón, ante la inminencia del cumpleaños 500 de la ciudad, y las pruebas de justicia y equidad que ha dado la Revolución a lo largo de casi seis décadas, hizo un llamado a hacer por La Habana lo más grande, y acudir masivamente con un sí, el venidero 24 de febrero, en respaldo a la  Carta Magna, que, construida entre todos, regirá en lo adelante los destinos de la Isla.

En la ceremonia, presidida por el general de brigada Luis Mario Santos Noa, jefe de la RMH, alrededor de una veintena de jefes y oficiales recibieron medallas y distinciones, en virtud de los resultados en la preparación política y combativa a lo largo del 2018.