Llegó el 2019 y la cuenta regresiva para el aniversario 500 de la Ciudad Maravilla disminuye cada día más. El trabajo no cesa en esta ciudad, donde cada persona debe ser partícipe en el empeño de “Hacer por La Habana, lo más grande”.

Esta fue una de las premisas del recorrido por la capital, realizado recientemente por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, donde visitó centros y zonas de suma importancia para el desarrollo local, así como para la sociedad.

Al Complejo Industrial René Bedía Morales, perteneciente a la Empresa provincial de Producción de Materiales y Servicios Especializados para la Construcción (Promat), ubicado en Calabazar, municipio de Boyeros, llegó el mandatario cubano acompañado durante todo el trayecto de los miembros del Consejo de Estado Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en el territorio y Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

Foto: David Gómez Ávila

Allí Díaz-Canel conoció acerca del trabajo que se acomete en la empresa con el propósito de elaborar materiales para la construcción de nuevas viviendas en la capital, tema de especial interés para la máxima dirección del país.

En intercambio con directivos de Promat y las principales autoridades del Consejo Popular y el municipio, se informaron de los detalles del plan de producción, así como de los cambios realizados en la empresa para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.

Este complejo industrial es el de mayor tamaño en la provinciay de vital importancia para el desarrollo local, más allá de las celebraciones de cara al aniversario 500 de la ciudad, pues la situación de la vivienda es un asunto sensible para la población habanera y es necesario continuar este trabajo, expresó Torres Iríbar durante la visita.

Foto: David Gómez Ávila

“Por respeto a Fidel”

Las condiciones actuales del Hospital Docente Clínico Quirúrgico Julio Trigo, ubicado en el municipio de Arroyo Naranjo, distan mucho de las que se encontraba esta instalación de Salud Pública años atrás. Los pacientes agradecen esta renovada imagen en su infraestructura, a la vez que salen satisfechos por la atención brindada por el personal médico.

“Este hospital no puede volver a las malas condiciones en las que estaba antes (…) por respeto, sobre todo, a Fidel”, afirmó el Presidente cubano durante su visita al centro, el cual atiende a cerca de 590 000 personas al año.

Dentro de las obras terminadas en 2018 destacan nueve salas de operaciones, el servicio de Cardiología, el Laboratorio Clínico y dos salas de hospitalización, entre otras instalaciones, informó la Doctora Mercy Leydy Torres Lahera, directora del hospital.

El momento también fue propicio además para que Díaz-Canel dejara oficialmente reinaugurada la Sala de Urgencias, uno de los locales de mayor importancia para la atención primaria a los pacientes.

Foto: David Gómez Ávila

Para el pueblo se trabaja

Hasta la barriada de Atarés, en el municipio del Cerro, llegó el presidente cubano para presenciar el tradicional bautizo de la farola de la comparsa Los Marqueses de Atarés, emblemático proyecto que cumplió recientemente 83 años de fundado.

Presente en los carnavales habaneros, esta compañía celebró como mejor saben hacerlo: con música, bailes y con el calor del pueblo que cada año arrolla por el malecón habanero con sus contagiosos ritmos, varios de los cuales fueron interpretados durante la pequeña velada, donde los artistas interpretaron cantos alegóricos al aniversario 500 de La Habana y al 60 aniversario del Triunfo de la Revolución cubana. Culminó el acto en las calles donde el pueblo pudo compartir con su presidente este momento de júbilo.

El cierre del recorrido tuvo como escenario el municipio de Centro Habana, donde Díaz-Canel presenció los trabajos acometidos en la restauración del proyecto cultural del Barrio Chino de La Habana, de cara al medio milenio de la fundación de esta urbe.

Foto: ACN Agencia Cubana de Noticias

Uno de los puntos álgidos de la jornada ocurrió en el Boulevard de San Rafael, donde cientos de capitalinos colmaron las calles para ver a su máximo líder recorrer el transitado paseo citadino.

El Centro Cultural Bule-Bar 66 fue el lugar escogido para presentar varios proyectos socioculturales, previstos para culminar en el contexto de las actividades por el 500 cumpleaños de la Ciudad Maravilla.

Allí el presidente cubano, junto a Torres Iríbar y Reinaldo García Zapata, conocieron los pormenores relacionados con los proyectos de intervención urbana en el antes mencionado Barrio Chino, Corredor Comercial y Cultural en la calle Galianoy en el propio Boulevard.

En la reunión también se informó acerca de lo que será el Palacio Tecnológico Finca de los Monos, una iniciativa de desarrollo local en la cual se trabaja de conjunto con la empresa Cinesoft; la tecnología irá de la mano con la enseñanza de la historia a través de materiales y juegos didácticos para niños y jóvenes.

Sin dudas, en La Habana se trabaja intensamente para este 2019 celebrar sus 500 años. Hacer por la ciudad “lo más grande”, no es solo una meta, es punto de partida para empeños mayores.