El Hospital Docente Clínico Quirúrgico Dr. Miguel Enríquez Espinosa, inaugurado por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, celebra sus 30 años con la renovación de parte del equipamiento clínico, el cumplimiento de los principales indicadores hospitalarios y el reconocimiento a los trabajadores de la salud que allí laboran.

El centro velapor 745 000 habitantes pertenecientes a los municipios de Guanabacoa, San Miguel del Padrón, Cotorro, Regla y Diez de Octubre. En el 2018 se atendieron más de 93 000 pacientes en consulta externa, casi 90 000 en el servicio de urgencias y fueron ingresados 10 534 enfermos.

“Este año fue muy productivo para el hospital pues tuvimos un ingreso importante de equipamiento de tecnología digital como radiología digital, y se instalaron novedosos dispositivos en anatomía patológica como el histocoloreador y el criostato”, destacó Indira López Rodríguez, subdirectora del Centro de Urgencias, quien también dijo que se les dio mantenimiento a las salas de atención al grave y a los salones de operaciones.

Indira López Rodríguez, subdirectora del Centro de Urgencias Foto: Joyme Cuan

Con vistas al 2019, el personal se propone desarrollar y consolidar programas de importancia como la actividad quirúrgica. “Queremos mejorar la asistencia médica, seguir aumentando las operaciones que solicita la población e instaurar la tecnología de mínimo acceso dentro del centro, la cual traería como ventaja menos tiempo de hospitalización, la disminución de complicaciones en las cirugías y una mejor calidad en la atención a los pacientes”, agregó López.

La docencia es otro pilar de la institución médica con 748 personas que estudian Medicina, de las cuales 538 provienen de países extranjeros, y más de 1500 que cursan Enfermería.

Este año comenzó la acreditación de la especialidad de terapia intensiva y emergencia. “La acreditación es un proceso prácticamente pionero en la capital y nuestra terapia intensiva es una de las pocas en análisis. Validar este procedimiento docente educativo trae mayor eficacia en la atención, ¿una cosa es creer que lo estamos haciendo bien y otra que haya un personal desde fuera certificándolo?”, insistió Yanin Díaz Lara, especialista en Terapia Intensiva.

La sala de terapia intensiva recién contó con una reparación, lo que trajo como consecuencia una mayor calidad en la atención hospitalaria, además de la optimización de los servicios y la mejora de las condiciones del enfermo durante su estadía. Foto: Joyme Cuan

Actualmente se evalúan diferentes acápites como calidad en la formación, plan de estudio, procesamiento y estadística de los datos. “Estamos esperando los resultados, pero los preliminares fueron satisfactorios”, agregó Díaz.

El hospital, que aún cuenta con algunos de sus fundadores, recibió el reconocimiento de la Dirección Provincial de Salud de La Habana por ser una de las unidades más integrales en los procesos económicos y poner sus resultados en función de los Servicios de Salud.

Foto: Joyme Cuan