Cuba celebrará, este primero de enero, el 60 aniversario del triunfo de la Revolución, y los capitalinos, como en el resto del país, festejan desde hace días la importante efeméride. Pero más allá del jolgorio familiar, está el colectivo, visualizado en cada una de las obras que día tras día se acometen en La Habana a pocos meses de sus primeros 500 años de existencia.

Como parte de esos festejos de pueblo, este 26 de diciembre, miles de habaneros se congregaron en la Empresa Operadora de Contenedores, en el municipio de San Miguel del Padrón, para saludar los 60 años de la Revolución cubana.

Foto: Oscar Álvarez

El acto, estuvo presidido por Luis Antonio Torres Iríbar, miembro del Comité Central del Partido y Primer Secretario del Comité Provincial del Partido en La Habana y por Reinaldo García Zapata, miembro del Comité Central del Partido y presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la capital de todos los cubanos.

Siul Enríque Bernal, Primer Secretario del Comité Municipal del Partido en San Miguel del Padrón llamó a cuidar y preservar lo logrado durante los 60 años de Revolución, como una tarea esencial cuando agregó: “hagamos de esta jornada de celebración un compromiso con la vida”.

Durante el acto se entregaron reconocimientos a un grupo de entidades y organismos destacados en la transformación del territorio, así como a los 15 municipios de la ciudad por la entrega demostrada en el proceso de transformación que de una ciudad que este 2019 cumplirá 500 años de existencia.

Las palabras centrales estuvieron a cargo de Torres Iríbar, quien expresó: “este año tenemos el privilegio, no solo de celebrar el aniversario 60 del triunfo de la Revolución Cubana, sino también, con inmenso júbilo, el 150 del inicio de La Demajagua, de nuestra lucha por la independencia y la soberanía de la Patria”. Agregó: “Hemos luchado 150 años, de ellos 60 desde el triunfo de la Revolución. Seguiremos luchando hasta la victoria, siempre”.

Otras actividades estremecieron este 26 de diciembre a San Miguel del Padrón. Varias obras para beneficio de los pobladores de ese territorio fueron inauguradas;Torres Iríbar las recorrió y pudo constatar la calidad de su ejecución.

Durante la inauguración Casa de Cultura San Miguel del Padrón Foto: Oscar Álvarez

La Casa de Cultura Olga Alonso, en San Francisco de Paula, reparada con el presupuesto del municipio, y la reinauguración del Policlínico Docente Reinaldo Pi Mirabal, con servicios con los de diagnóstico, urgencia, laboratorio, electrocardiograma, vacunación, ginecología, central de esterilización, laboratorio clínico y rayos X, inyectaron nuevas energías al territorio. 

Al contemplar lo hecho, Torres Iríbar expresó: “Cada vez que uno llega a un barrio donde la humildad reina, uno dice, gracias Fidel, por haber hecho una Revolución con los humildes, por los humildes y para los humildes”.

Las autoridades también visitaron la feria agropecuaria realizada en la intersección de Calle Mayor y Calzada de Güines, en la Virgen del Camino, —donde, entre otros productos, se vendieron viandas y vegetales, ropa, panes, dulces, perfumes, latas de conservas, alimentos elaborados como el arroz frito, y carne de cerdo—, y en ell,  Torres Iríbar intercambió de cerca con los pobladores de San Miguel del Padrón, ver cuánto allí estaba bien hecho, y señalar lo que era susceptible de mejorarse.

La inauguración del Mercado Ideal Virgen del Camino, obra cuya ejecución dio inicio el 28 de noviembre de 2017, en un antiguo centro de elaboración perteneciente a la gastronomía también ocupó horas de la intensa jornada. Quienes allí acudan podrán encontrar diversas ofertas, que van desde carne de pollo y cerdo, pescado, ahumados y embutidos, lácteos, hasta productos del Mercado Paralelo.

Otro lugar inaugurado fue la mini industria Orgán, en el Barrio Obrero, la cual, con 16 trabajadores, tiene capacidad para hacer una tonelada de puré y mermelada cada hora. La inversión costó un millón de pesos en moneda nacional y su producción está destinada al consumo social, escuelas, hospitales, los MAI, y puntos de venta.

El final del recorrido por San Miguel del Padrón fue en el Área Comercial Monterrey, sitio para donde van a ser traslados los vendedores de la llamada Cuevita. En ese lugar se están ubicando 242 puntos de venta, se van a crear servicios sanitarios públicos, un área de administración, una de almacenaje, y facilidades para que los trabajadores puedan elaborar sus alimentos.

Mientras, en el antiguo emplazamiento de La Cuevita, se levantará un parqueo, como muetra de que, cuando se quiere, se pueden hacer realidad todos los proyectos, incluso el de hacer, por La Habana, lo más grande.