Compatriotas que preservan y defienden con
su labor cotidiana la legalidad socialista»,
consciente de cuánto les corresponde a ellos
hacer en el nuevo escenario económico y social
del país.
Díaz- Canel

Cada 23 de diciembre se convierte en una fiesta de celebración para la Fiscalía y el Tribunal. Ambas instituciones tienen una alta responsabilidad: impartir justicia, en una sociedad en la que los ciudadanos tienen un amplio sentido de lo justo y lo correcto.

Se escoge este día en honor al natalicio del Mayor General del Ejército Libertador Ignacio Agramonte y Loynaz, figura insigne para los profesionales del derecho en Cuba.

Foto: David Gómez Ávila

Para la Fiscalía General en estas cuatro décadas y media, la tarea continúa siendo la misma: trabajar bien, lograr la satisfacción de la población mejorando la atención, enfrentar el delito, velar por la protección de los recursos y elevar la institucionalidad.

Por ello es constante en el quehacer diario elevar el control de los procesos jurídicos, el orden, la disciplina y el respeto a la garantía de los derechos ciudadanos.

En un ambiente de júbilo y compromiso de continuar acompañando a la dirección del país en el enfrentamiento al delito económico, la corrupción, las ilegalidades, ambas, también se nutren de fuerza joven, tal es el caso de la vicefiscal Yaimara Angulo González. Ella comentó en conferencia de prensa: -¨este entusiasmo por el aniversario 45 constituye la expresión de cómo en el día a día los trabajadores de la Fiscalía desarrollamos nuestra función y

Foto: David Gómez Ávila

sobre todo con entrega y cariño para representar los intereses del Estado y del pueblo. Estamos desarrollando una tarea ardua en cumplimiento de las recomendaciones de la Asamblea Nacional para perfeccionar el funcionamiento de su estructura, elevar su sistema de trabajo, potenciar la superación de sus cuadros, fortalecer el enfrentamiento a los delitos de tráfico y tenencia de drogas, los implican hechos de corrupción que tanto afectan a la sociedad y a la economía. Estamos ampliando nuestras vías de comunicación, ofreciendo una mejor atención al ciudadano y protección a los sectores vulnerables.

Estamos llamados al control y restablecimiento de la legalidad quebrantada, actores en la promoción y ejercicio de la acción penal pública. Pero no hemos perdido de vista la necesidad de que seamos mejores seres humanos y sensibilizarnos con la realidad.

Acompañar al Estado a realizar las modificaciones necesarias para defender nuestro socialismo¨.

Los Tribunales con júbilo manifiesto en correspondencia con lo que la sociedad espera de ellos, en estos años han hecho gala de que la función de impartir justicia dimana del pueblo y es ejercida en su nombre. Es una tarea compleja, apasionante y muy sensible. En este sentido se han desdoblado y cumplen una función también social.

La Jueza Helén Hernández Pozo. Foto: Cortesía de la entrevistada

Los jóvenes aportan y contribuyen con su esfuerzo a la impartición de justicia. La Jueza Helén Hernández Pozo con una sonrisa aún infantil, pero con una responsabilidad que se refleja en sus palabras, comenta: Nos sentimos muy contentos por este aniversario, ya que en el día a día estamos dispuestos a cumplir con nuestra labor, con mano firme pero justa. Asimismo hemos sido capaces de desdoblarnos, apegados a la ley y desarrollar, también una labor social, en mi caso específico, además de ocupar el cargo de Presidenta del Tribunal Popular de Plaza de la Revolución, soy la Jueza de Ejecución. Es un trabajo que ha permitido reinsertarse a la sociedad a muchas personas aparejado al cumplimiento de su sanción. Muchos nos agradecen que exista esta figura penal dentro del sistema judicial, es una labor muy humana. Somos guía en cada paso y nos sentimos comprometidos con la justicia, sin perder la sensibilidad.

Los trabajadores del sistema de tribunales están conscientes de su papel y dan rienda suelta a la alegría por todos estos años, con manifiesto compromiso y sensibilidad.

A ambas instituciones llegue nuestro agradecimiento por la labor que con tanto empeño y sacrificio realizan para que nuestra tranquilidad descanse en ellos.