Fuertes marejadas ocasionaron inundaciones costeras este viernes en zonas bajas de litoral capitalino, incluyendo el malecón habanero, las cuales llegaron a ser moderadas y fuertes en algunos tramos.

Foto: Jorge Luis Sánchez Rivera

El último comunicado del INSMET alertó: “en la estación meteorológica de Casa Blanca, en La Habana, durante la mañana se registraron vientos sostenidos de hasta 35 kilómetros por hora con rachas máximas de hasta 63 kilómetros por hora”.

Las condiciones climatológicas persisten durante todo el día y alcanzarán su máximo durante la tarde y noche de este viernes y se extenderán hasta la mañana del sábado, cuando comenzarán a disminuir gradualmente.

Foto: Jorge Luis Sánchez Rivera

“El frente frío asociado a la baja se moverá en la tarde sobre la región central y se unirá a la línea de actividad prefrontal que se halla sobre Camagüey, formando un solo sistema que se moverá entre la tarde y noche sobre las provincias orientales ocasionando chubascos y lluvias”, informó el instituto en su sitio web.

Se conoció además en una información de la Agencia Cubana de Noticias (ACN), que en la zona baja de la barriada capitalina de Cojímar se realiza la evacuación preventiva de los pobladores en áreas con peligro de inundación.

“En la zona hay muchas viviendas con patios que dan al mar y que por estar en la zona costera, ya han sufrido inundaciones, como sucedió durante el huracán Irma, de ahí las acciones que se están efectuando”, precisa la nota.

En el municipio Plaza de la Revolución uno de los cinco costeros con que cuenta la provincia, la puesta en práctica del Sistema de Medidas del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil (DC) reduce a la mínima expresión los daños que pudieran ocasionar las inundaciones.

Reportes de ACN indican que la persistencia de los fuertes vientos producen olas de por lo menos seis metros de altura que esta tarde deben llegar hasta la calle Línea, en el Vedado.

Osmani Arcia Peñate, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en el territorio señaló que son contadas las personas auto-evacuadas, por lo general al amparo de sus vecinos, y anunció el cese del servicio eléctrico para impedir la ocurrencia de accidentes, aunque se mantiene el de gas y el de agua.