Un importante programa de acciones y actividades dedicará el sector del turismo en 2019 a La Habana, en el contexto del aniversario 500 de la ciudad, anunció el ministro del sector, Manuel Marrero.

En declaraciones a la prensa durante la primera sesión de la Comisión de Atención a los Servicios de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Marrero explicó que el Ministerio de Turismo ha estado insertado de manera significativa en los aniversarios 500, de las villas fundacionales: Baracoa, Bayamo, Camagüey, Sancti Spíritus y Trinidad y todos han sido de gran motivación para hacer hoteles nuevos e impulsar novedosos servicios extrahoteleros.

“Siempre hemos previsto un gran trozo en el plan de inversiones dedicarlo a estas ciudades, imaginen en La Habana, que representa hoy la excursión más demandada del turismo en Cuba”, dijo.

“No importa de qué país sea, todo el mundo quiere venir a La Habana. El que no viene a la capital y compró una estancia en un cayo o en Holguín, tiene la necesidad de venir por lo menos un día. Por ello, hemos previsto un ambicioso plan que será motivación, primero que todo para mirarnos por dentro”, precisó.

El programa contempla la totalidad de las instalaciones turísticas, que deben tener su plan del 500, de pintura, de mejoras, de cambios de la jardinería y la decoración. Además, existe una vertiente que abarca varias instalaciones nuevas, algunas de ellas parten del cambio de uso de inmuebles.

Renovación, mejor imagen

Ese es el caso, indicó, de la  antigua discoteca del Comodoro, que reabrirá tras muchos años de cerrada y se convertirá en un centro nocturno de calidad, un producto donde haya cenas con espectáculos de mucho nivel y cubanía.

Otro de los servicios será la Giraldilla, que cerró el algún momento por molestias a los vecinos y se está rediseñando hacia un producto de familia y así aprovechar las bellezas de esa instalación, que será totalmente restaurada. Igualmente, trabajando por recuperar otras infraestructuras hoteleras con el fin de cambiar totalmente su diseño, entre ellas el restaurante Don Cangrejo.

En el ámbito hotelero, en la zona de Capdevila, a partir de una casas ubicadas detrás del campo de golf, se  creará una pequeña villa, al estilo de la inaugurada en el II Frente, en Santiago de Cuba, con cabañas de manera, que den la posibilidad de tener un producto en esa zona de la ciudad, vinculada a la naturaleza y cerca del Aeropuerto Internacional José Martí, dijo el ministro.

En la céntrica calle Línea, en el Vedado habanero, muy próxima al Malecón, una casa donde funcionaban oficinas, se convertirá en hotel y así otras obras, incluidos centros nocturnos.

Según adelantó Marrero, el sector lanzará una campaña en los próximos días promocional por el aniversario, pero desde el turismo, que promoverá todo lo que vamos a hacer y servirá a su vez de gancho comercial.

A su vez, dijo, la feria turística estará dedicada a La Habana, al turismo de eventos e incentivos y a España, lo cual “atraerá muchas miradas hacia la ciudad y aunque sea en mayo, durante todo 2019 estaremos realizando acciones vinculadas con este acontecimiento”.