Ni un solo espacio vacío en la Plaza el Primero de Mayo | Tribuna de La Habana