Gonzalo Fundora Ayuso, residente en avenida Acosta 570, apto 11, entre Mayia y Goss, Víbora, municipio de Diez de Octubre, envía el siguiente mensaje a la sección: “(…) A pocos metros de las puertas de nuestros apartamentos se han instalados los puestos de venta de los cuentapropistas del Mónaco. Se dispusieron en cerca de 20 cubículos alrededor de una nave que fue emplazada en un antiguo solar yermo, que separaba, en unos 25 m, a dos edificios ubicados en Acosta entre Mayia Rodríguez y Goss.

“Las puertas de esos cubículos de venta están a unos seis metros del frente de las puertas de salida de los apartamentos de ambas edificaciones. Las continuas conversaciones entre los vendedores, compradores y  las indiscretas miradas hacia el interior de nuestras moradas, hacen que vivan cerrados o semicerrados los vecinos, mayormente personas adultas y tercera edad, algunas enfermas.

“Esta situación debió ser prevista por Planificación Física, pues lo era para el curioso ciudadano común cuando conocía del destino que pretendía darse a la nave cuya construcción demoró más de un año. (…)”.

CUESTIÓN DE GRAVEDAD

“Este Poste del tendido eléctrico en la esquina de Calzada del Cerro Y Primelles, municipio del Cerro, lleva años partido y con peligro inminente de que caiga sobre la acera y electrocute a los transeúntes.

“El delegado de la circunscripción lo ha planteado a la OBE y la respuesta es que no tienen camión con cesta para subirse a hacer el trabajo.

“La pregunta es: ¿Habrá que espera a un accidente fatal para que aparezca un camión con cesta?”

Así comienza y termina el mensaje de Roberto Carlos Balbín, vecino de Calzada del Cerro y Primelles.